Sewell, la ciudad de las escaleras

Tras 9 semanas en la Patagonia y un mes en mi hogar (del cual no hay mucho que contar, fue sólo descanso), era hora de apostar nuevamente por la ruta. ¿Cuál era este nuevo destino? Sudamérica. Así que tomé mi mochila y dirigí mis esfuerzos en dirección a la capital de Chile, Santiago, no sin antes conocer el segundo Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO que este viaje me haría visitar. Después de haber estado frente a las iglesias de Chiloé, era el turno de la ciudad minero-industrial de Sewell, lugar enclavado en plena cordillera de los Andes, a 2140 metros de altura y en las cercanías de Rancagua.

Sewell fue creada en 1915, diez años después de que al norteamericano William Branden se le permitiera explotar la mina de cobre El Teniente. Junto a la ciudad, Branden construyó caminos, una planta concentradora, campamentos y un tren que unía a este lugar con Rancagua. Destacando durante más de 65 años por la notable calidad de vida de sus habitantes (que en 1968 llegaron a ser más de 15 mil), Sewell fue pionera por su arquitectura y tecnología hasta su cierre en 1980.

1960_2_

Hoy Sewell se encuentra en control de Codelco S.A., quiénes organizan visitas los fines de semana para el público general, única alternativa para recorrer este histórico campamento minero. La empresa encargada de la visita turística se llama VTS y ofrece salidas desde Santiago y Rancagua, la cual tiene casi un día completo de duración.

La ruta a Sewell, saliendo desde Rancagua, sigue la llamada “Ruta del cobre” que en un principio bordea laderas de altos cerros, y que en un abrir y cerrar de ojos, convierte esos cerros en nevadas montañas.

Sewell (34)

Sewell (63.1)

Es exactamente en el kilómetro 56.5 de recorrido, dónde ves la ciudad por primera vez. Ahí, con cóndores en las alturas, cómo creyendo que la abandonada ciudad minera en la cordillera es el palacio de estos reyes de los cielos. El guía, Ignacio, es un tipo verdaderamente enamorado de la ciudad. De abuelo, padres y hermano Sewellinos, y parte de la última generación nacida en el asentamiento, él te ofrece una completa y total información relevante sobre Sewell.

Sewell (112)

De más de 230 edificios en algún momento, hoy quedan sólo cerca de 90. El esfuerzo de los antiguos habitantes de Sewell mantuvieron la flama encendida y realizaron la labor de mantener la ciudad vigente, logrando que sea considerada Monumento Nacional en 1998. Los norteamericanos que crearon el campamento hicieron de esta la ciudad más moderna de Chile, y es esa historia la que los Sewellinos no quieren que desaparezca en el tiempo.

El tour considera diferentes tipos de edificios, construidos en distintos momentos de la existencia de la ciudad. Los más antiguos, por ejemplo, fueron construidos en pino oregón y roble americano, y casi todos de más de 3 pisos. Los materiales fueron traídos desde Estados Unidos y demoraban varias semanas en llegar desde Rancagua al corazón de la Cordillera. ¡Estamos hablando de hace más de 100 años atrás! Impresionante.

Sewell (114)

Sewell (122)

Los habitantes de Sewell, y la gerencia general norteamericana de la época vivían en lo que hoy conocemos como una ciudad satélite, dónde no dependían de nada para hacer su día a día. Tenían instalaciones pioneras en la época, cómo piscina temperada (sólo para la alta gerencia) o el primer bowling de Chile. Además poseían escuelas, un moderno hospital, registro civil, asociaciones deportivas y una capilla donde se respetaba la libertad de culto.

Sewell (158)

Sewell (161)

Desde el año 2006, Sewell se convirtió en Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, gracias a su particular arquitectura y los aspectos culturales relacionados con la creación de una subcultura de mezcla entre chilenos y norteamericanos. Es sólo el 5to lugar chileno en alcanzar dicho galardón.

Hoy, el campamento se encuentra con algunas instalaciones equipadas sólo para casos de emergencia o de accidente en la mina El Teniente (que se encuentra a pocos kilómetros), siendo el resto de la ciudad un gigantesco museo que alberga los inicios de historia del cobre chileno. Una visita imperdible, totalmente recomendada y a pocos pasos de Santiago.

Sewell (170)

Sewell (193)

Finalmente, cuando el bus ya se retiraba del histórico campamento, pude inmortalizar una vista que no mucha gente logra capturar. La magnificencia de Sewell, la ciudad de las escaleras.

Sewell (197)

2 Responses to Sewell, la ciudad de las escaleras

  1. Evelyn dice:

    Hola!
    Que valor tiene el tour?, funciona por temporadas?

    Excelente blog! 😀

    Un abrazo desde Talcahuano, saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.