¿Couchsurfing y Hotelería? La apuesta de Praia Azul Mar Hotel.

Es raro, para mí, pensar en ciertos acontecimientos que suceden mientras la ruta me va haciendo avanzar kilómetros y kilómetros de carretera. El universo confabula algunas veces para entregarme alegrías, desafíos, obstáculos, que siempre estoy a gusto de vivir. Hoy es una situación particular, escribo esto para dar a conocer una idea innovadora que conocí y de paso, agradecer la gentileza y la confianza que personas desconocidas tuvieron para conmigo.

Hace cuatro años conocí una web, una aplicación, que a mi parecer revolucionó mi idea sobre viajar. Esa es Couchsurfing, un sitio de alojamientos voluntarios de personas locales a viajeros de todos los rincones del mundo. En ella se da énfasis al intercambio de experiencias, realizar actividades recreativas o simplemente ofrecer un lugar para descansar, sin dinero de por medio. En el papel es perfecto. Para el viajero significa conocer una ciudad o localidad desde el punto de vista de alguien que ya vive allí, y para el dueño de casa, en muchos casos, significa salir de la rutina del día a día, hacer amistades y ‘viajar’ mientras te encuentras en tu propia casa.

De ahí en adelante mi relación con Couchsurfing no paró de crecer. Hospedé cinco veces en mi hogar en Chile y he ‘surfeado’ en innumerables sitios, en 8 diferentes países, haciendo amistades que hasta hoy son insuperables. Quisiera que todos algún día tengan la oportunidad de vivir esta experiencia, porque atenta contra los prejuicios y la desconfianza. Es, muy, pero muy enriquecedora.

IMG_20170708_134608471

En Natal, capital del estado de Rio Grande do Norte, Brasil, recibí un interesante mensaje de Victoria, supervisora de reserva del hotel Praia Azul Mar del barrio Ponta Negra de la ciudad. Su invitación, muy inusual, daba a entender que iba a poder quedarme de forma gratuita en sus instalaciones por tres noches, con desayuno incluido. En principio crees, o que es una broma, o que vas a llegar y serás asaltado completamente, pero no, la oferta era real, y para mi nivel de cansancio de tantos meses rodando por Brasil no hacía mas que venirme perfecto.

IMG_20170708_094229155

Al llegar al hotel, era como si todo fuese irreal. Esperaba abrir los ojos y despertar en mi carpa, como de costumbre, en alguna estación de gasolina de camiones o el camping de turno, soñando con un lugar como este. En cambio, me encontraba en un muy buen barrio de Natal, con un cuarto enorme con vista al horizonte, donde el verde del Atlántico se confundía a ratos con las nubes del cielo. Recuerdo que las dos únicas veces que me había quedado en hoteles fue al perder conexiones de vuelos en los aeropuertos de Bogotá y Buenos Aires, y antes de alcanzar a disfrutarlos, ya había que marchar, pero esta vez no sería la ocasión.

IMG_20170708_110551817

IMG_20170709_124643219

Mientras aprovechaba el tiempo para lo primordial (descansar, lavar ropas, reorganizar el viaje y mis próximos destinos) y aún intentando entender la lógica de la invitación, tuve la posibilidad de hablar con Emanuelle Romitti, director del hotel. En esa conversa, él me explico el sentido de mi estadía en el lugar, argumentando que desde que conoció Couchsurfing hace unos años, quedó maravillado por el objetivo del sitio, y que cree fielmente que es posible hacer algo similar en el rubro de la hotelería.

Me contaba que durante el día, la ciudad de Natal cuenta con 20000 camas de hospedaje hotelero, y que fácilmente habían hoy 3000 a 5000 que iban a estar vacías por la noche. “Imagina que si de esas 3000 camas, 10 fuesen ofrecidas de esta forma para viajeros que realizan travesías largas como tú, sería fenomenal”, me decía. Al menos, él ya dio el puntapié inicial a esta cruzada, y espera que con la ayuda de este texto, y la divulgación general, más hoteles se sumen a este loco, pero muy innovador sueño.

IMG_20170708_134242477

IMG_20170709_113438298

La verdad es que a mi me pareció una idea espléndida. Tiene detalles que afinar, claro que si. Todos quienes hemos utilizado Couchsurfing sabemos que hay personas que lo usan para otros fines, como buscar alojamiento para una visita casual de negocios o hasta para buscar relaciones amorosas, y que podrían aprovecharse de invitaciones de este tipo. Otro punto interesante a considerar es que una ventaja importante de Couchsurfing es la interacción anfitrión-huesped que existe, y que normalmente la hotelería no ofrece, pero eso se puede mejorar colocando dos viajeros en un mismo cuarto y asegurando, al menos, que habrá interacción entre ellos.

Hay viajeros que, si no encuentran un lugar de Couchsurfing en una ciudad, simplemente la descartan y buscan otra. Una medida de este tipo puede, de cierta forma, asegurar que habrán determinados lugares dispuestos a dar una mano gentil y honesta a nosotros que amamos viajar por el mundo. Quien sabe si esta puede ser una pequeña llama que pueda crear un incendio de hospitalidad y se revoluciona el mundo de la hotelería, conocido por estar completamente a las órdenes del dinero.

IMG_20170709_114117750

IMG_20170709_114131627

Si esta idea crece, ya sea vía Couchsurfing o por medio de algún otro sitio (para que no se pierda la idea original de CS), es una situación de ganancia para todos: la ciudad en cuestión recibe nuevos turistas, el viajero obtiene un lugar donde poder tomar un respiro con comodidades que rara vez consigue, y el hotel puede, por un costo mínimo, transmitir a sus huéspedes experiencias reales, datos de viaje y un intercambio de vivencias viajeras fuera de lo comercial, tal vez una opinión más sincera de la ciudad y de un estilo de vida que cada año suma más adeptos.

El primer paso esta dado. Vamos por más.

IMG_20170710_095428689

NOTA: Si esta modalidad ya existiese y me estoy apropiando de una idea ajena, seria maravilloso poder conectar a este hotel con una red ya concreta de socios y así que la comunidad crezca.

Couchsurfing e Hotelaria? Aposta do Praia Azul Mar Hotel.

4 Responses to ¿Couchsurfing y Hotelería? La apuesta de Praia Azul Mar Hotel.

  1. Nutritraveler dice:

    Compi viajero!! La idea la encuentro ATÓMICA!!! siempre he considerado que Couchsurfing es una manera genial de intercambiar culturas, espero que esta idea llegue a la cima!
    Gracias por compartir esto!!
    Un abrazo viajero y buenas rutas!

  2. Agustina dice:

    Hola Hilton! Me encantó la idea. Es verdad que al ser un hotel se pierde el intercambio con quien te hospeda pero te da la posibilidad de poder compartir con otros viajeros. Ojalá esta idea se contagie!!
    Sabes cómo puedo buscar a este enfitrion del Hotel en Couchsurfing?
    Un abrazo!

Deja un comentario