Info general para visitar Trinidad y Tobago

La frontera entre el continente sudamericano y el Caribe, esas dos últimas islas al costado de Venezuela que representan para el mochilero latino una cultura tan extraña, pero al mismo tiempo tan rica e interesante. Hoy les traigo toda la información que necesitan conocer si quieren visitar Trinidad y Tobago.

LRM_EXPORT_20171130_145723-615x345

Aspectos Generales

  • En Trinidad y Tobago viven alrededor de 1.400.000 personas.
  • Su idioma oficial es el inglés – un inglés bastante británico, no así como el hablado en otras colonias como Guyana que es más criollo.

LRM_EXPORT_20171216_165609

  • Alrededor del 40% de la población es negra descendiente de los esclavos africanos traídos antes de 1850, mientras que otro 40% son descendientes hindúes que llegaron como mano de obra barata post abolición de la esclavitud, y así el último 20% se reparte entre europeos, asiáticos, venezolanos, caribes, etc.

LRM_EXPORT_20171216_113503-615x346

  • Su moneda oficial es el dólar trinitense (TT$) con la equivalencia de 1 USD = 7,5 TT$ aprox.

LRM_EXPORT_20171216_113518-615x345

  • Su capital es Puerto España aún considerando que no es la ciudad más poblada (Chaguanas lo es).
  • Su principal actividad económica es el petróleo.

IMG_4398-615x345

  • Las religiones más preponderantes son la cristiana católica y la hindú con cerca del 20% de la población cada una.

IMG_4370-615x345

Como llegar a Trinidad y Tobago

Si visitas Trinidad desde Venezuela como mochilero escribí un extenso artículo sobre aquello en el siguiente enlace. También existen aerolíneas que vuelan desde y hacia Trinidad con conexiones en otras islas del Caribe como Antigua o Granada o desde el continente sudamericano desde Surinam o Guyana.

¿Como viajar de Venezuela a Trinidad & Tobago?

Documentos para entrar

Al menos para chilenos (así como para la mayoría de los sudamericanos) sólo necesitamos pasaporte para nuestro ingreso, pero debido a la gran migración de venezolanos a este lugar han comenzado a exigir elementos adicionales tales como una carta de invitación firmada por un trinitense residente y una muestra de dinero en efectivo que acredite no venir a trabajar a las islas (normalmente 200-30 USD). Dependiendo el caso podrían exigirles, sobretodo si vienes por mar.

LRM_EXPORT_20171130_151402-615x345

Seguridad

Para alguien que viene desde Venezuela el cambio es radical. Acá puedes andar con tu teléfono último modelo por la calle sin dudar (ya que es muy fácil agarrar wifi liberado en la calle) o con tu cámara fotografiando sin temor al hurto. La mayor violencia y acción policial se visualiza a nivel de bandas de traficantes que normalmente no se meten con turistas. Puedes también acampar en las playas o hacer dedo con mucha facilidad. Es un país acogedor y los trinitenses están siempre dispuestos a ayudarte en lo que necesites.

Transporte

Entre las islas

Para movilizarte entre Trinidad y Tobago tienes dos alternativas: tomar un avión desde el aeropuerto que tarda menos de 30 minutos y tiene un valor cercano a los 50 USD ida y vuelta, o tomar el ferry que sale una vez por día (tarda 4 horas) con un costo cercano a los 15 USD ida y vuelta.

LRM_EXPORT_20171216_113512-615x345

Entre ciudades

Normalmente el transporte entre las ciudades mayores de Trinidad (Puerto España, Chaguanas, San Fernando) se hace vía autobús, aunque también hay un servicio de taxi bote que une San Fernando con la capital trinitense. En Tobago la única ciudad es Scarborough por lo cual la explicación está más abajo.

LRM_EXPORT_20171216_113507-615x345

Dentro de las ciudades

Para movilizarte en Trinidad y Tobago existe un servicio de buses estatales muy económicos, pero con serios problemas de frecuencia. Ante esta dificultad está la opción de tomar los llamados Maxi Taxis que son furgonetas que por un precio más alto (5 a 8 TT) transitan desde las ciudades mayores a todos los barrios de la periferia. Numerosos vehículos particulares también hacen recorridos por lo cual no es extraño si estás en una parada ver que un auto se detenga y te pregunte hacia donde te diriges y cuánto te cobra por aquello. Les recuerdo que como colonia británica en el país se conduce por el lado izquierdo de la vía.

LRM_EXPORT_20171216_113524-615x345

Gastronomía

Podemos hablar de comidas típicas del caribe: la sopa de maiz, el calaloo, el roti (de tradición completamente hindú) o el famoso Bake and Shark, ese sabroso sandwich de tiburón que puedes degustar en las diferentes playas del país, pero me pasaría de hipócrita sin hablar un poco de lo que un trinitense come realmente a diario. Para describirlo en dos palabras, sería simplemente POLLO FRITO. Las cantidades industriales de pollo al aceite que se consumen en Trinidad son dignas de estudio, el KFC – Kentucky Fried Chicken – es uno de los más conocidos del planeta, no sólo por la gran cantidad de sucursales sino por lo picante de sus variedades de pollo. También dejo unas lineas al DOUBLE, ese pan pita relleno con garbanzos, salsas agridulces y picantes que cada trini local come a diario siempre al mismo precio: 5 dolares TT.

LRM_EXPORT_20171216_113509-615x345
LRM_EXPORT_20171216_113515-615x346

622eUgc

Deportes

Cómo buena colonia británica, el deporte por excelencia de Trinidad & Tobago es el Cricket. Cuentan con un equipo nacional de este deporte que participa en encuentros inter islas del caribe y los mejores jugadores de la selección son llamados a formar parte del equipo West Indies que compite a nivel internacional contra las mejores selecciones del planeta: Inglaterra, India, Australia, etc.

El segundo deporte del país es el fútbol, sin grandes logros más que la clasificación al Mundial de Alemania 2006, eliminado en fase de grupos, pero habiendo concretado ese paso histórico en el desarrollo de la disciplina.

LRM_EXPORT_20180116_103859-615x345

LRM_EXPORT_20180116_103803-615x345

Sexualidad y el Carnaval

La forma en que se encara la sexualidad en Trinidad es algo que me ha sorprendido gratamente. Acá no hay tabús, hay apertura de mente, hay libertad para hombres, mujeres y para las parejas que formen. Si una mujer quiere algo contigo libremente te dirá “I want to fuck you” y nadie la mirará extraño por eso. Acá las parejas hablan sin rodeos de swingers, tríos, gangbangs y cualquier otro termino asociado al libertinaje sexual. Nadie se mete en relaciones ajenas, si alguien casado/a está coqueteando con un tercero nadie te mirará raro ni le dirá a tu pareja ni perderás tu trabajo por aquello, como podría suceder en la sociedad cartucha y cristiana sudamericana. Las fiestas se bailan al ritmo del Soca, estilo de música que ofrece una danza muy erótica, sexual, hasta pervertida y vulgar a nuestros ojos no caribeños, llamada whine dance. Después de aquel ritual de sexo con ropa no hay acoso ni nada, cada uno continúa como si no se conocieran.

El clímax se alcanza durante épocas de carnaval en Febrero, donde jóvenes viajan de todos lados del caribe para vivirlo. Es que son cientos de miles de personas danzando en la calle con los diferentes grupos de soca, meneando hasta los músculos más minúsculos y viviendo la sexualidad a tope alrededor de la Savannah, en Trinidad, y Buccoo Beach, en Tobago. Cuidado, eso sí, que el libertinaje desinteresado  y  sexual  ha aumentado tasas de VIH a un extremo del 11% de la población.

Estilo de Vida

En Trinidad se vive económicamente bien. Creo que nunca en mis 17 paises visitados hasta el momento viví está clase de consumismo descontrolado, ni siquiera en la meca del capitalismo que es Estados Unidos. Para extranjeros, es una cuna para trabajar y hacer algo de dinero, por lo cual es común ver millares de venezolanos buscando una oportunidad en esta isla cercana. De acuerdo a he que entrevisté, si aprovechas tu opción de trabajo duro durante los tres meses que pueden aceptarte la visa de turista, es posible hasta vivir dos años con las ganancias de vuelta en Venezuela. Otros prefieren buscar una pareja trini y volver eterna su estadía.

IMG-20171216-WA0027-615x345

Cómo la actividad principal del país es el petróleo y las millonarias ganancias deben ser repartidas entre sólo 1,4 millones de personas, cada uno toca una importante tajada. De hecho, en el país hay más de 1 millón de vehículos. Los trinitenses malgastan el dinero en demasía, fanáticos de comprar joyeria y perder dinero en juegos de azar callejeros. ¿La ropa? Ni hablar, debe ser una marca de renombre o mejor no salgas a la calle. Comprar en los supermercados es un ejemplo de lo caro del país. Las frutas y verduras me sorprendieron por su precio, todas importadas, tanto que muchas se venden por unidad y no por kilo. Se come mucho en la calle y se cocina poco en casa. Mi presupuesto mochilero de 5 USD a ratos se hacía insuficiente (ese es el precio de un almuerzo), a pesar de que pude mantenerlo a raya.

Trinidad y su gente

Finalmente, para dar a entender lo que fue este mes en Trinidad y Tobago, les contaré la crónica de mi primer día en tierras insulares.

Arribé a Trinidad por la punta sur del país, en el muelle de Cedras, queriendo llegar al extremo norte, Puerto España. Desde un principio fue incómoda mi entrada al no sentirme entendido por las autoridades aduanales de mis intenciones de hacer dedo, acampar, no cargar muchos dólares en el bolsillo, etc. Resultado: sólo me dieron un mes de estadía. Tras dormir en la playa hice mi primer amigo frente al improvisado campamento, Louis, con quien entablamos horas de conversación sobre escritores latinoamericanos, sobre su deporte favorito: el cricket, sobre la situación política del país, en fin; una bienvenida perfecta que fue acompañada de un rico desayuno y el regalo de una medalla de cricket que había ganado hace unos años.

LRM_EXPORT_20171130_151408-615x345

No llevaba ni 500 metros caminados hacia mi lugar de espera cuando Ryan en su auto me observa caminar con mis mochilas y me pregunta hacia donde me dirijo, y al concordar destinos nos vamos juntos a Point Fortín. El joven, musulmán por decisión, me hizo entrar en el mundo del Islam al regalarme un libro sobre derechos humanos y explicándome en el breve trayecto aspectos generales de esta nueva religión para mi. Me dejó en el punto exacto para comenzar a hacer dedo con otro recuerdo: mi primer billete de 5 dólares TT. Tras 10 minutos haciendo dedo, me subía a la furgoneta de Jeremy.

Jeremy se dirigía al este, pero podía dejarme en San Fernando, la ciudad más importante del sur de la isla. Fue un viaje corto donde el que más habló fui yo, explicando está loca aventura y mi felicidad por estar al fin en Trinidad tras mis 20 días encerrado en Guiria, Venezuela. No podía creerlo, para él yo era un extraterrestre. Se identificó con mi labor como viajero y al dejarme en San Fernando decidió personalmente hacerse parte ofreciendo pagar el autobús hacia Puerto España, no más dedo desde acá.

IMG_4534-615x345

Ustedes pensarán que esta historia ha terminado, pero aún queda el final. Al subir al autobús y habiéndome sentado en el primer sitio detrás del conductor, una anciana hindú se sienta a mi lado. Me observa atentamente mirar el mapa del país y pregunta mi nacionalidad. Al contarle que era chileno en mi primer día en el país y los planes que llevaba por delante decidió también formar parte de esta fantástico día felicitándome por las “agallas” de viajar así mientras estiraba hacia mí una bolsa de caramelos de dulce de leche junto a 100 TT en efectivo. La vida no podría haberme dado un mejor inicio de aventura. Cuando llegó a casa de mi amigo en la isla, Christian, no podía creer lo que me había sucedido. Así aconteció el primero de mis enormes 25 días acá, donde viviría más historias sorprendentes cómo esta. Pero esas son otras historias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.