Mujeres que viajan solas #4: Caren del País Vasco

Hoy les traigo la cuarta entrevista de este ciclo que comenzó en marzo y en que creo debemos reflexionar sobre el rol que las mujeres tienen en esta sociedad, las injusticias que aún al año 2019 se siguen cometiendo en un mundo evidentemente machista y los desafíos en pro de la igualdad de género. En el mundo de los viajes esta situación se siente a leguas de distancia, notando la imposibilidad de muchas mujeres de viajar con la misma seguridad que un varón lo puede realizar. En mi caso particular, conozco de primera fuente lo complicado que es para una chica hacer autostop (viajar a dedo) en comparación conmigo, o quedar en casas de Couchsurfing sin que el anfitrión tenga una segunda intención o simplemente poder andar sola por la carretera en busca de cumplir los mismos sueños que cualquier otra persona amante de viajar podría tener. Y eso está mal.

WhatsApp Image 2019-04-03 at 15.04.44 (2)

Desde este lado de la tribuna les digo que es posible, que he tenido la posibilidad de conocer a decenas de mochileras que en soledad se encuentran persiguiendo esa estrella y que a pesar de que, como todo viajero, han tenido una que otra situación incómoda a lo largo del trayecto, eso nunca las ha detenido en el progreso de sus metas. Hoy por hoy, a hombres y mujeres nos toca deconstruirnos, eliminar aquellos micromachismos que a través de los años hemos adquirido inconscientemente y educar en busqueda de la igualdad. Y lamentablemente creo que quedándonos en casa no conseguimos nada de aquello.

Dado esto, es que al volver a casa después de mi último viaje decidí hacer estas pequeñas entrevistas de 7 preguntas a algunas de las mochileras que he ido cruzando por mi camino y así poder contar sus historias, que creo pueden motivar a muchas de las chicas que están ahí en casa dudando si salir o no algún día. Estas mujeres que el mundo llama valientes son fuente de mi inspiración y espero también lo sean para tod@s ustedes, hombres y mujeres lectoras.

WhatsApp Image 2019-04-03 at 15.04.44 (1)

Mi cuarta entrevistada es una vasca de tomo y lomo que conocí en el caribe de Costa Rica, más específicamente en el pueblo de Cahuita. Ambos ya llevábamos alrededor de un año en la carretera y nos urgía compartir experiencias con otra persona que estuviese en los mismos pasos, por lo que nuestro encuentro fue vital. En ese momento Caren había cruzado México y casi todo Centroamérica, añoraba llegar a la Patagonia algún día, logro que realizó varios meses después. Su viaje ha sido con mucho corazón y de lo más genuino posible, con una forma de viajar que para muchos podría ser algo extrema, pero que no hace más que vivir cada cultura como es realmente desde dentro.

WhatsApp Image 2019-04-03 at 15.09.43

  • Hola amiga ¿Cómo comenzó todo este sueño de viajar por Latinoamérica? ¿Cómo es que dejas tu vida normal en España para arrancar un proyecto como este?

C: No es algo que venga de un día para otro, claro está. Desde chica que lo soñaba y que movía a mis amigas a salir de vez en cuando, aunque más allá del hecho de viajar con la mochila mismo, creo que también viene un sentimiento de libertad como mujer, de sentirnos capaces de hacer lo que nos proponemos, de que podemos cumplir cualquier objetivo. Al acabar mi carrera y alcanzar ahorrar un poco no dudé en que era el momento de llevar a cabo este sueño y así mismo de sentirme libre como mujer, sin las barreras que la sociedad y nosotros mismos nos colocamos. Ya aterrizando en México sentía que iba a poder comenzar de nuevo, disfrutar diariamente de lo que yo escogiese y despertarme cada mañana viviendo la vida que yo quería vivir. Te lo resumo: amo viajar, pero detrás de eso había algo más grande, el sentirme empoderada como mujer haciéndolo sola y sin necesidad de nadie. 

WhatsApp Image 2019-04-03 at 15.03.22

  • ¿Cuáles eran tus miedos a la hora de comenzar un viaje como este? ¿Qué se dice en Europa sobre esta parte del mundo y qué tan similar/diferente fue al llegar?

C: El miedo comienza con el hecho de tener que dejar nuestra vida tradicional. Yo tenía una vida cómoda a nivel laboral, amistades, familia, y viajar me significó una ruptura con todo esto. Al plantearlo entre ellos sus reacciones siempre fueron de asombro y con continuas frases de que tuviera extrema precaución, recuerdo duro el momento cuando partí llena de miedo. En un momento comprendí que aquellas personas con las que iba a conectar no estaban cerca mío, sino que iban a estar también viajando. Y cuando llegué a México y comencé a viajar sola por el país, rápidamente me tocó el corazón, me emociona mucho hablar sobre México. Me sentía tan bien y tan segura que hasta comencé a viajar a dedo en Guanajuato. De esta forma conocí la cultura desde dentro, viajando a veces en 8 o 9 coches en una sola jornada y siempre con algo que compartir. Encontrarme con una realidad tan diferente a la teórica y la forma en que México me acogió marcó un antes y un después en mi forma de pensar. 

WhatsApp Image 2019-04-03 at 15.03.23

  • ¿Cómo describirías tu forma de viajar? ¿Crees que la forma en que lo haces es riesgosa? ¿Lo recomendarías para todo tipo de mujeres?

C: Desde que comencé a hacer dedo en Guanajuato, no lo dejé más, y con excepción de un par de casos donde los conductores abusaban de lo verbal y eran unos pesados que me obligaban a bajar  voluntariamente del coche, nunca tuve ningún problema serio. Hoy no puedo imaginar un viaje sin hacerlo de esta forma, en autostop, porque chocas con la realidad hablando con personas de forma directa. Lo destaco y lo recomiendo. Bolivia me generó un poco de complicaciones porque la cultura del dedo no existe y los lugareños buscan cobrar por los viajes, pero en ese caso me aprovechaba del bajo precio del transporte para pagar autobuses. Era muy raro quedarme esperando más de 30 minutos para coger un coche. En hospedajes abuso del Couchsurfing donde he vivido experiencias increíbles, amistades profundas que hasta hoy mantengo (como el caso de ti, Hilton). Eso si, cuando me cansaba evitaba usar Couchsurfing porque no tenía muchas energías para estar todo el tiempo compartiendo con gente, así que buscaba pagar algún sitio para estar sola y descansar. Como en toda situación, también hay un par de historias incómodas en casas de Couchsurfing (en una incluso dejé la casa de mi anfitrión a las 3 de la mañana), pero ni cerca de ser situaciones de vida o muerte. Además, el Couchsurfing cuenta con recomendaciones que nos hacen llegar con facilidad a sitios con gente de confianza, por lo cual es mínimo el riesgo. Como protección cargo un gas pimienta, pero nunca tuve siquiera intención de usarlo. 

WhatsApp Image 2019-04-03 at 15.04.43 (1)

  • ¿Has vivido o has escuchado de experiencias desagradables en tu viaje? ¿Cómo has lidiado con esas situaciones? ¿Te genera miedos posteriores? ¿Qué conclusiones sacas de estas situaciones?

C: Nunca da gusto compartir historias de ese tipo, como cuando tienes alguna experiencia desagradable o te enteras de algo que le sucedió a alguien. En mi caso, hoy por hoy me siento tan (quitar) independiente y empoderada, y creo que podría lidiar con situaciones de riesgo y ser capaz de resolver situaciones incómodas. Afortunadamente nunca me sucedió alguna acción que realmente pueda marcar una carencia para el resto de mi vida. A diario debes convivir como mujer (quitar como mujer suena repetitivo) con el acoso verbal y luchar contra los prejuicios de ser mujer, pero nunca a un punto de llegar a lo físico o que pudiese llegar a lamentar. Me preguntan siempre si viajo sola o dónde está mi acompañante, notando que el machismo está normalizado por completo. Vivimos en un mundo donde nos quieren hacer creer que no somos capaces, y chocamos al encontrar a alguien libre como yo(quitar el como yo) que siente que puede viajar sola, que lo ama y que le encantaría perpetuarlo en el tiempo, y que cada vez toma más riesgos porque confía en si misma. Demuestro valentía ante hombres que están acostumbrados a atemorizar mujeres y genero una reacción de sorpresa en ellos, y si siento que se comporta mal simplemente lo dejo. Aunque estas situaciones son dolorosas y a veces te destrozan interiormente, con el tiempo vamos desarrollando una manera de viajar que explora territorios que están ajenos para muchos al alcance de una mujer y eso anima. Hoy intento que los límites en mi vida frente a los miedos pueda decidirlos.

WhatsApp Image 2019-04-03 at 15.04.44

  • Ahora, queremos leer sobre tu actual viaje. Cuéntanos un poco sobre como ha sido. ¿Has hecho cosas que jamás imaginaste serías capaz? ¿Qué has aprendido en todos estos años en la ruta?

C: Cuantas historias.. ¡Me subí a la bestia en México! Nos montamos en el famoso tren y nos lanzamos a la vida con una amiga y sólo con la brújula del teléfono y sin saber donde íbamos. Recuerdo la selva amazónica del Ecuador, donde me apunté como voluntaria para enseñarles un poco de español y fue alucinante. Tomábamos chicha fermentada con saliva, íbamos a pescar y hasta realicé el ritual de la Wayusa y Ayahuasca. Subir el volcán Acatenango en Guatemala un día antes de ser operada de apendicitis. Las playas de San Blas en Panamá viviendo la experiencia con las comunidades indígenas mientras nadas en medio del caribe. Con el tiempo conocí mi compañero argentino en Nicaragua, que ha día de hoy tenemos varios proyectos juntos en mente. Por último, los músculos de las piernas no me permiten olvidar los más de 500 kms que caminamos en Patagonia, cruzando fronteras entre Chile y Argentina y siempre rodeados de montañas. De lo aprendido en los viajes creo que hoy me considero compañera de mí misma, que para mí nunca más será obligatorio tener alguien para viajar conmigo. Es un recurso que tengo eternamente, poder recurrir al viaje en solitario que tanto adoro. Es verdad que siendo mujeres lo tenemos más difícil, pero esta bueno comenzar a comprender que podemos ir mucho más allá de cómo nos han educado.

WhatsApp Image 2019-04-03 at 15.04.45

  • Dices que viajar se ha convertido en tu estilo de vida y que quisieras perpetuarlo en el tiempo ¿En qué está tu vida en este momento y qué se viene para Caren en el futuro?

C: El viaje que comencé se ha convertido en mi vida. Aunque vuelva a Pamplona o a trabajar como enfermera seguirá siendo parte de este viaje que es la vida. Explorar, aprender, conocer gente libre y conectada con el aprendizaje y crecimiento y estar en constante movimiento. Sin importar el lugar, creo que nunca pararé de viajar, hasta anciana si es posible. Hoy me encuentro en Córdoba, Argentina, en mi futuro volveré a España por unos meses a buscar trabajo y allá haré un par de viajes a Ibiza y Marruecos con mi compañero argentino. Espero salir en verano con mis amigas, quién sabe,(quitar) aunque también tengo planes de volver a Argentina en Septiembre. A fin de año comenzamos un viaje por Brasil buscando entrar a Venezuela y las Guayanas, vamos en una Kombi Volwkswagen amoblada que será nuestro hogar por el camino. Ha sido un año y medio muy intenso y ahora estoy volviendo a rutinas que necesitaba, como hacer ejercicio y comer más sano. En mi futuro me espera la India, uno de mis lugares más anhelados, pero no hay prisa. Brasil es nuestro norte, y estoy feliz de poder compartirlo con mi compañero.

WhatsApp Image 2019-04-03 at 15.04.43 (2)

  • Finalmente, la última pregunta de siempre. ¿Qué le dirías a la lectora que está animada leyendo esta entrevista, que sueña con viajar y que aún no se anima? ¿Cuáles son tus palabras de animo para motivarla a cumplir sus sueños?

C: • Mi mensaje es, que si sienten el momento de viajar, se lancen, cumplan sus sueños y deseos. No hay nada más valioso que sentirse coherente con una misma. En esta vida física, es bueno quedar en paz con los anhelos que una tiene, disfrutar, exprimir cada instante que no vuelve, y de esta manera ir encontrándose en el camino, conociéndose. Recordar que este mundo social está lleno de estigmatizaciones, y que conocerlo personalmente, es la única forma de vencer los miedos. Las apoyo y las arropo desde aquí, siempre estaré abierta a resolver cualquier duda que se les vaya planteando en los viajes!!

WhatsApp Image 2019-04-03 at 15.04.44 (3)

Redes sociales de Caren:

Instagram: @caren.ina 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.