Mujeres que viajan solas #8: Danae de Perú

Hoy les traigo la octava entrevista de este ciclo que comenzó en marzo de 2019 y en que creo debemos reflexionar sobre el rol que las mujeres tienen en esta sociedad, las injusticias que aún al año 2020 se siguen cometiendo en un mundo evidentemente machista y los desafíos en pro de laigualdad de género. En el mundo de los viajes esta situación se siente a leguas de distancia, notando la imposibilidad de muchas mujeres de viajar con la misma seguridad que un varón lo puede realizar. En mi caso particular, conozco de primera fuente lo complicado que es para una chica hacer autostop (viajar a dedo) en comparación conmigo, o quedar en casas de Couchsurfing sin que el anfitrión tenga una segunda intención o simplemente poder andar sola por la carretera en busca de cumplir los mismos sueños que cualquier otra persona amante de viajar podría tener. Y eso está mal.

IMG_20190322_092910

Desde este lado de la tribuna les digo que es posible, que he tenido la posibilidad de conocer a decenas de mochileras que en soledad se encuentran persiguiendo esa estrella y que a pesar de que, como todo viajero, han tenido una que otra situación incómoda a lo largo del trayecto, eso nunca las ha detenido en el progreso de sus metas. Hoy por hoy, a hombres y mujeres nos toca deconstruirnos, eliminar aquellos micromachismos que a través de los años hemos adquirido inconscientemente y educar en búsqueda de la igualdad. Y lamentablemente creo que quedándonos en casa no conseguimos nada de aquello.

Dado esto, es que al volver a casa después de mi último viaje decidí hacer estas pequeñas entrevistas de 7 preguntas a algunas de las mochileras que he ido cruzando por mi camino y así poder contar sus historias, que creo pueden motivar a muchas de las chicas que están ahí en casa dudando si salir o no algún día. Estas mujeres que el mundo llama valientes son fuente de mi inspiración y espero también lo sean para tod@s ustedes, hombres y mujeres lectoras.

IMG_20190329_084447

Mi octava entrevistada se llama Danae Tello Castro de 30 años, oriunda de la zona de Trujillo, Perú, cuenta con la particularidad de ser la primera viajera con la que charlo que viaja en bicicleta. Bautizada como Naki, la muñeca viajera, esta cicloviajera se encuentra en su primera gran aventura, buscando conectar Cusco en su país natal con Ushuaia en la Patagonia Argentina y hoy la ubicamos en Río Gallegos tras más de 7000 kilómetros recorridos, y a prácticamente nada de lograr su cometido. Hace un tiempo que sigo su viaje en redes sociales (enlaces al final del texto) y me encuentro maravillado por su valor y la grandeza de sus historias. Danae hace dos años trabajaba en Lima en proyectos de ingeniería donde ya utilizaba la bicicleta como medio común de transporte, pero, ¿Cómo es que una chica peruana con un trabajo estable en la capital decide  subirse en dos ruedas e irse pedaleando al fin del mundo? Monten en su bici y sígannos.

IMG_20190418_093620

  • Hola Danae, mucho gusto. Cuéntame, ¿Cómo nace este proyecto viajero? ¿Cómo es que decides dejar tu vida en Lima y arrancar a comerte el mundo?

D: Yo ofrecía Couchsurfing en mi casa a gente que necesitaba un lugar para quedarse en Trujillo. Un día una chica venezolana que viajaba en bicicleta me visitó y me entusiasmó con la idea de viajar de esa forma. Ahí me puse de inmediato a investigar, quienes viajaban, como era esa vida y tomé la decisión de hacerlo. La vida que llevaba en la capital no me llenaba y quería vivir una experiencia diferente. De ahí en más fue escoger el destino, que finalmente fue Ushuaia en el fin del mundo. Me tardé un año en salir, pero valió la pena porque pude ahorrar un poco y también prepararme comprando las cosas necesarias para el viaje.   

IMG_20190620_134052

 ¿Cómo fue aquella preparación? ¿Cómo lidiaste con el esfuerzo físico y mental que un viaje así podría requerir?  ¿Sentías que tenías el dinero suficiente para el viaje completo?

D: Fue más una preparación mental, porque debías considerar que estabas dejando toda una vida detrás, y para eso debes entender que esto no acontece de un día para el otro. Cuando cambias tus actividades diarias, no dependiendo de frivolidades como la moda o de comer en restaurantes, dejar la vida consumista y concentrarse en lo esencial, es mucho más fácil lidiarlo de esa forma. Por ejemplo, hace dos años decidí dejar de comprar ropa en tiendas, aprendí a combinarla y reutilizarla sin necesidad de adquirir más y más. En la parte física, había leído a muchos cicloviajeros que sin preparación alguna habían salido, pero yo era ciclista urbana. Los fines de semana me juntaba con grupos y salíamos a hacer recorridos fuera de la ciudad o al campo, de esa forma aprendí a manejar en carretera. En la parte económica, sólo me tomé todo el tiempo necesario para comprar el equipo que iba a precisar, comprando todo poco a poco, para así no realizar un gasto, y el resto lo ahorraba. Aún así sabía que durante el viaje llegaría a un punto en que me faltaría el dinero.  

IMG_20200103_121714

  • ¿Y qué pasó cuando llegaste a ese momento? ¿Cómo sobreviviste para continuar el viaje y tu sueño? ¿Pensaste en regresar a casa?

D: Sabiendo que el dinero me iba a alcanzar para, mas o menos, la mitad del viaje, quería comprobar si era cierto eso que decían los bloggers de que se puede generar dinero viajando. Siempre me propuse intentarlo y buscar trabajo en el camino. Cada vez que me cruzaba gente nueva, les compartía mi página para que me conocieran y lo que estaba haciendo. Así trabajé como mesera para mantenerme, hice voluntariados en huertos donde aprendí de permacultura y bioconstrucción, la idea era encontrar algo estable y breve, porque no quería atrasarme demasiado. Aprendí a hacer artesanías y las vendía en las plazas por donde pasaba pedaleando, a veces me intercambiaban comida por ellas. También cuando ya tuve material suficiente, edité algunas fotos, las imprimí y las ofrecí como postales. Acá en Río Gallegos donde estoy pasando mi cuarentena, lo más importante es cooperar con la comida en la casa y para eso estoy haciendo barbijos que voy intercambiando. Me gusta poder hacer trueques y así poder contribuir y hacer de esto un beneficio colectivo. 

IMG_20200226_131217

  • Considerando que esta entrevista está enfocada en mujeres que viajan solas. En este caso, ¿Durante tu viaje en bicicleta, has sentido grandes diferencias, complicaciones o riesgos asociados al hecho de ser mujer? ¿Qué resguardos tomas en el día a día?

D: Desde que me propuse hacer este viaje quise hacerlo sola, conocía a varias mujeres que lo habían hecho y sentía que si ellas podían yo también. Compartí poco mis intenciones para no verme rodeada de ideas pesimistas que me hubieran influido en quizás no partir nunca. Dentro del viaje he sentido una mayor generosidad de las personas hacia mí porque imagino me ven como una persona más vulnerable. Si en términos de riesgos nos referimos a la posibilidad de que me violenten, siento que es importante no pasarse de confianza con desconocidos, o mostrar puntos débiles, o que conozcan tus movimientos, mis interacciones con personas son muy breves, entonces las posibilidades de ser violentada son menores. Si me pasó con un cicloviajero que viajaba conmigo y después de tomar alcohol se pasaba de confianza, pero nada grave. Me costaría mucho más viajar a dedo porque dependes completamente del conductor que tiene todas las de ganar, creo es más peligroso. Hasta ahora he viajado en grupo, en pareja, pero más de 9 meses han sido sola, lo que me ha abierto las puertas a conocer a la gente de la zona. Hablando de resguardos, no cargo ningún arma porque sería como inconscientemente llamar al peligro, pero cuando acampo en un lugar descampado busco que nadie se entere que estoy ahí, o si lo hago en una ciudad busco que todos se enteren que estoy acampando en ese lugar, en caso de emergencia. 

IMG_20190423_111138

  • Alguna vez me mencionaste algo relacionado con 5 ejes que guían tu camino, ¿Podrías explicarnos un poco más sobre que trata aquello?

D: Inicialmente yo tenía varios objetivos y no sabía como ordenarlos, es por esto que junto a una amiga redactamos un documento con las 5 ideas principales. Primero, fomentar el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano sostenible y no contaminante. Segundo, la parte ecológica, motivar acciones que aporten a reducir nuestra huella de carbono sobre el planeta. Tercero, mega construcciones verdes, durante el viaje obtengo experiencia y aprendizaje visitando plantas de energía renovables que luego puedo compartir con mis seguidores en redes sociales. Cuarto, el empoderamiento femenino, Perú es un país muy machista y mostrar que una mujer puede hacer un proyecto de este tipo tiende a inspirar a mujeres a entender que podemos sobresalir y manifestarnos a nuestra manera. Quinto, la permacultura, implementar un estilo de vida que reduzca nuestro consumo a lo que realmente necesitamos y que no implique un impacto negativo sobre las próximas generaciones. 

IMG_20200224_220416

  • Hoy te encuentras en Río Gallegos, a pocos kilómetros de tu destino final en Ushuaia. ¿Qué viene después de esta travesía para Naki? ¿Planeas volver a Perú o ya piensas en tu próximo destino?

D: En este preciso instante no lo sé, por lo pronto sólo quiero llegar a Ushuaia y poder encontrar algún trabajo ahí, ya sea en el sector turismo u otra cosa, para así poder regresar a visitar a mi familia a Perú. Luego, mi plan contemplaba Uruguay y Brasil. Ahora, con el coronavirus es posible que todos estos planes se prorroguen o cambien, quién sabe, si la situación se vuelve crítica tal vez dejo los viajes para más adelante y vuelvo a Perú de forma permanente para realizar los planes que tenía pensado después de viajar (realizar un proyecto de permacultura en mi pueblo en el norte del país), pero la verdad, ahora sólo quiero solventar estas semanas en cuarentena acá en Río Gallegos o quizás intentar conseguir algún trabajo acá. 

IMG_20190527_160729

  • Finalmente, ¿Qué mensaje le darías a las chicas que leerán esta entrevista y que sueñan con viajar o aventurarse por el mundo y quisieran encontrar en tu persona motivación para cumplir ese deseo?

D: Si queremos realizar algo, que nada nos impida hacerlo y menos la cuestión de género. Sólo pensemos que hombres y mujeres somos sólo uno, y no hay diferencias entre cada uno. Ambos somos igual de capaces de realizar cualquier cosa o de crear cosas nuevas. No nos ceguemos por los obstáculos, lancémonos aunque parezcamos locas, a mi me trataron de loca y hoy lo puedo decir que lo estoy logrando y me hace feliz. Ha sido un año tremendamente bien invertido, para otra persona invertido quizás se refiera a hacer un postgrado o algo, pero para mí fue esto, este último año conocí, crecí personalmente y profesionalmente como nunca antes.  

IMG_20191109_080513

Para seguir todas las anécdotas e historias viajeras de Danae síganla en sus redes sociales:

Instagram @nakimunecaviajera

Facebook: Naki Muñeca Viajera

Youtube: Naki Muñeca Viajera

Artículo de elcomercio.pe sobre el viaje de Danae

PARA LEER TODAS LAS OTRAS ENTREVISTAS A MUJERES VIAJERAS VISITEN ACÁ 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.