Estados Unidos,  Norteamérica,  Slider

Miami y los Everglades: Welcome to USA!

No más médicos, no más consultas. Era hora de retomar el proyecto de vida que planifiqué años atrás y que se vio interrumpido de forma repentina en Ecuador. Era hora de volver a apostar por una ruta, era hora de volver a viajar. Mi buen amigo Francisco fue la gran inspiración para decidir el siguiente destino y dónde pasaríamos los próximos 50 días. ¿El lugar escogido? Los Estados Unidos de América, sitio dónde tenía más sueños por cumplir de los que quisiera enumerar.

mi (0)

Los planes de viaje decían que un 24 de Febrero de 2016 estaríamos arribando al Aeropuerto Internacional de Miami, previo transbordo en Ciudad de Panamá. Aún recuerdo ese momento en el vuelo cuando despierto (embarcamos a las 3 AM en Chile) y sobrevolábamos el volcán Chimborazo, en Ecuador, algo muy simbólico ya que en este país terminó mi anterior viaje debido a problemas de salud. Cruzando Colombia, cada segundo que pasase implicaría el punto más alejado que había estado de casa.

mi (4)

Arribamos a Miami y sentimos la rigurosidad de su policía de inmediato. Durante la fila hacia policía internacional, por ejemplo, está estrictamente prohibido sacar teléfonos o te llevan detenido, sin ningún preámbulo, así que sin hacer mucho escándalo esperamos que timbrasen nuestros pasaportes e ingresamos al país. En esta ciudad nos alojaría Kenneth, de Couchsurfing, por lo que compramos nuestros tickets de bus (2,75 USD cada uno) y tras media hora de viaje llegamos a Miami Beach. No podíamos creerlo. ¡Estábamos ya en los Estados Unidos!

mi (5)
mi (10)

Kenneth se autodenominaba un «geek», una persona al tanto de los avances tecnológicos y que los aplicaba al diario vivir en su hogar en Miami. Como muestra, para abrir la puerta principal de su casa había que utilizar una aplicación en el smartphone. Este oriundo de Boston, técnico de Apple de profesión y ciclista de vocación fue nuestro primer lazo con el país y la sociedad americana. Bueno, él y sus seis gatos. Una grandiosa persona que nos trató increíble.

ev (0.00)

Esa tarde teníamos planes reservados desde Chile. Junto a Francisco salimos por un breve paseo a la playa y por la locomoción que nos llevara al American Airlines Arena, hogar de los Miami Heat de la NBA. Quiénes me conocen, saben que respiro y transpiro basquetbol y que vivir un partido profesional sería una verdadera experiencia de vida para mi. Y jugaban ante los Golden State Warriors, el campeón vigente y cuna del mejor jugador del planeta, Stephen Curry.

mi (14)

mi (21)

Que puedo decir: A las 3 AM de ese día miércoles estaba en el aeropuerto de Santiago, a 6660 kilómetros de distancia, y a las 6 PM de ese mismo día me encontraba ad-portas de vivir mi primer gran sueño americano. Cuesta mucho explicar lo que fue este partido, porque la emoción me salía por los poros, emoción compartida con mi hermano Francisco. Lo mejor de todo fue que observamos un gran partido, dónde las figuras Dwyane Wade del Heat y Stephen Curry de los Warriors batallaron hasta el final, y que sólo se definió en los últimos segundos con la magia de este último, el Messi de la NBA.

mi (43)

mi (31)

mi (37)
mi (59)

mi (66)

Si hay una palabra que describa Miami es SUPERFICIAL. Puedes haber ahorrado años para conocer esta hermosa ciudad, pero allá no debes parecer pobre. Allá no arriendas un Kia Rio, allá arriendas un Camaro, un Ford Mustang o un clásico de los 50s. Es la ciudad de las apariencias. Y no es fácil rascar su superficie para ver el verdadero Miami, cosa que gracias a Matthew pudimos ver y aprender con mayor profundidad.

mi (15)-2

LOS EVERGLADES

Al no ser un fanático de las playas, Miami tenía escondida otra valiosa gema para mi, a unos 45 minutos al oeste de la ciudad. En un vehículo que arrendamos en el aeropuerto, nos dirigimos a probar suerte al Parque Nacional Everglades. A medida que avanzábamos, los grandes edificios pasaban a ser un gran pantano, las grandes carreteras se transformaban en una sola vía bidireccional y de ver gente en bikini en las playas pasamos a salir en búsqueda de caimanes y cocodrilos.

ev (37)

La ruta (SW 8 street) es una vía que atraviesa la Everglades Wildlife Management Area y que dispone de decenas de compañías de tours, unas más conocidas y grandes que otras. Nuestro objetivo era simple: El lugar con menos gente sería nuestra elección. Además interesaba buscar lugares dónde sólo se ofrezca el tour por los pantanos para ver los animales en su ambiente natural, y no shows preparados. Así caímos en Buffalo Tigers, un pequeño recinto administrado por indios Miccosukee, nativos del lugar, lo cual definitivamente añadió valor a la visita.

ev (15)

ev (18)

El tour tiene un valor de 27.50 USD y es realizado en un airboat. Junto a nosotros, otras 6 personas y nuestro guía nativo Miccosukee brindaban un ambiente bastante silencioso y local, justo lo que esperábamos. El airboat suavemente tocaba el horizonte acuático a mucha velocidad, lo suficientemente para encontrar pequeños lugares dónde se pudiesen encontrar caimanes, misión que se cumplió en innumerables ocasiones.

ev (24)

ev (31)

ev (33)

Para los Miccosukee estas son tierras ancestrales, y eso hace que el trato hacia el medio ambiente sea ejemplar. La segunda parte del tour es una visita a un pequeño islote dónde es posible ver un hogar ancestral de los Buffalos y caminar por un sendero construido para su preservación. Nosotros lo encontramos inundado y con caimanes, pero en otras épocas del año es posible descender y caminar alrededor.

ev (38)

ev (40)

Miami nos enseñó varias situaciones que viviríamos en el futuro en los Estados Unidos. Primero, que no sería posible realizar todo lo que teníamos considerado (sólo en esta ciudad dejamos Key West, por ejemplo). Segundo, que este viaje nos probaría a Francisco y a mi como compañeros de viaje, y finalmente que habiendo cumplido un par de sueños en menos de 3 días en Miami, ni siquiera imaginábamos lo que vendría por delante.

BONUS TRACK: Primera persona en el Airboat!

Deja un comentario