Estados Unidos,  Norteamérica,  Slider

De Times Square al Central Park: Una caminata por Midtown

Las coincidencias hacen que mientras escribo este post, Chile acaba de obtener la Copa América Centenario de fútbol en los Estados Unidos, en New York, y la celebración se lleva a cabo por la noche en Times Square. Verlos en la TV me hizo recordar mi paso por esa zona plagada de rascacielos, teatros y edificios históricos, así que con muchas ansias espero que este escrito quede ad-hoc a lo soberbio que lo pasé en aquellos días.

ny (332)

Comienzo hablando sobre el Metro en New York. Cómo me hospedaba en Brooklyn, ya no era práctico caminar a Manhattan como cuando iba al Downtown. Esta vez ibamos al sector medio de la ciudad, llamado Midtown. Para tomar el metro es necesario comprar una MetroCard, que puedes recargar periódicamente, o comprar otra modalidad de MetroCard que es ilimitada por un cierto número de días, para quiénes usan el transporte público con frecuencia. El valor del pasaje bordea los 3 USD.

Este sistema de metro es el más grande del mundo según longitud y cuenta con 468 estaciones. Funciona las 24 horas y es utilizado por la gran mayoría de los ciudadanos de New York. Es más, en Manhattan más del 75% de los residentes no posee automóvil, por tanto el sistema es muy solicitado.

ny (0)

Ya dentro del metro te encuentras con la verdadera realidad de New York, su pluriculturalidad. Todas las razas, colores de piel, idiomas, costumbres se mimetizan en un simple vagón de tren. Se dice que en 2005 se hablaban cerca de 170 idiomas en la ciudad y casi el 40% no había nacido en los Estados Unidos. Para quiénes creemos que las fronteras son sólo ficticias y que un mundo globalizado es posible, un simple trozo de metro subterraneo daba lugar a la utopía misma.

Bajé en la estación 23th Street y me dirigí al primer objetivo de la caminata, el Flatiron Building. Este rascacielos es un hito histórico nacional del país por su antiguedad y también por su particular forma, al estar en la intersección de una manzana triangular. De verdad, pareciera que un viento fuerte podría derrumbarlo en cualquier momento, pero lo cierto es que se produce un efecto túnel que lo dispersa. Lo recuerdo claramente porque en la película Spiderman era la sede del diario «El Clarín». Desde este mismísimo punto ya se dejaba ver el enorme Empire State Building, a unas 10 cuadras al norte.

ny (343)

ny (345)

Eso si, antes de visitar el icónico edificio, y subiendo por Broadway hasta la 32th Street, encontramos el coliseo más famoso del mundo, también llamado palacio de las tres mentiras, el Madison Square Garden. El apodo es simple, no es ni plaza (square), ni jardín (garden) ni se encuentra en la calle Madison. En este lugar juegan los New York Knicks de la NBA, los Rangers de la NHL y ha sido sede de innumerables eventos deportivos y musicales. Mi suerte en este lugar vendría en que en los próximos días se realizaría un campeonato de basquetbol universitario al que asistiré, pero esa historia la contaré en este post.

ny (372)

Tras el MSG, y sólo dos cuadras más al norte, encontramos el símbolo de la ciudad imperio. Por más de 40 años fue el edificio más alto del planeta y hoy es el tercero más alto de la ciudad, con 102 pisos. Recuerdo que mientras me detenía a fotografiar la punta del Empire State Building, una persona se me acercó a decir que en New York los turistas sufren tres etapas de dolor: primero, dolor de pies de tanto caminar, luego dolor de cuello de tanto mirar rascacielos, y en tercer lugar sufren dolor de estómago de tanto comer. Creo que ya iba en la segunda.

El Empire State tiene dos observatorios en su interior. Uno en el piso 86 que cuesta 32 USD y uno en el 102 que cuesta más de 50 USD. Yo no recomiendo visitarlos, ya que sigo creyendo que el mejor mirador de la ciudad es el del Rockefeller Center (del cual también hablaré más adelante).

ny (351)

ny (357)

ny (354)

Para un fanático del cine como yo, cada esquina, cada edificio y cada momento de la ciudad me recordaba a alguna escena de alguna película que había pasado a través de mis ojos. Arribar a la Biblioteca Pública de New York fue imaginarme una enorme ola gigante arrasando con todas las calles, e impactando directamente a su entrada. Me había teletransportado mágicamente al día después de mañana.

A pesar de ser una de las bibliotecas más importantes del mundo, su interior no es la gran cosa. Creo que quizás no la disfruté demasiado porque la sala principal del lugar, que era la que esperaba visitar, se encontraba en remodelación (si quieren buscarla su nombre es Rose Main Reading Room y es increible), así que sólo caminé a través de pabellones laterales y exhibiciones temporales.

ny (430)

ny (436)

La que no defraudó en absoluto fue la Grand Central Terminal, la estación con más movimiento de los Estados Unidos y la más grande en cuanto a andenes del planeta. Con más de un siglo de existencia, ha debido vivir los años de apogeo del ferrocarril en el país, y su decadencia con la aparición de otros medios de transporte como el automóvil. Hoy la utilizan más de 100 mil personas al día buscando transportarse a ciudades de los estados de New York y Connecticut. Para mi es un imperdible absoluto de la Gran Manzana.

ny (465)

ny (462)
ny (471)

ny (457)

El almuerzo en Midtown coincidió con mi estadía en Bryant Park, detrás de la Biblioteca Pública de New York. Aquí es muy interesante observar como la cultura de la ciudad convive con alimentarse en la vía pública. Miles de personas salen de sus lugares de trabajo para comer en las plazas, parques y lugares abiertos, alejados del estrés de sus rutinas diarias. Como amante de la comida callejera por su precio, rapidez y sabor, me encantó ver esto, y al mismo tiempo me cuesta ver una situación así en Chile. Allá la comida callejera está plagada sólo de comida rápida y creo que al chileno hasta le daría vergüenza una práctica de este tipo.

ny (427)

A sólo un par de cuadras de Bryant Park, y ya con el estómago lleno, viene el centro neurálgico de New York, una de las intersecciones más concurridas del país y del mundo, y uno de los lugares favoritos por los turistas. En la intersección de la calle Broadway con la 7ma Avenida encontramos esa zona plagada de luces y enormes carteles publicitarios, ese lugar que hace encontrarle la razón a Frank Sinatra cuando habla de «la ciudad que nunca duerme». Habíamos llegado a Times Square.

ny (401)

ny (406)

ny (410)

Se dice que en un día ocupado Times Square ve pasar a cerca de 450.000 personas. Eso es más que la población total de más de 70 naciones del globo. A su alrededor encontramos restaurantes, teatros, museos, y un ambiente único en la ciudad. De hecho muy cerca de acá está ubicado el Circuito de Broadway, ese conjunto de shows teatrales del más alto nivel que hace que turistas desembolsen grandes sumas de dinero para apreciarlos.

ny (384)

ny (416)

ny (391)d

Ya en ruta directa al Central Park queda un último grupo de lugares por ver. Muy cerca de Times Square, hacia el norte, encontramos el Rockefeller Plaza, un conjunto de edificios comerciales que incluye el teatro Radio City Music Hall, el 30 Rock, hogar del observatorio con la mejor vista panorámica (y que visité acá) y de la mayoría de los estudios de televisión de la ciudad. A esto se suma una popular pista de hielo invernal que acompaña en diciembre al árbol de navidad más famoso de los Estados Unidos. Sólo llegué 2 meses tarde, creo.

ny (535)

ny (517)

ny (513)

A sólo un par de calles del Central Park, una enorme iglesia me tomó por sorpresa. No estaba en ningún plan y simplemente se cruzó en mi camino. Fue genial porque significaba un pequeño oasis en medio de un desierto de rascacielos rectangulares. ¿Y lo mejor de todo? Resultó ser nada más y nada menos que la Catedral de San Patricio, la catedral católica de estilo neogótico más grande de Norteamérica. De hecho, el terreno donde está emplazado fue adquirido incluso antes de que Chile obtuviera su independencia de España, una verdadera locura. Del interior ni hablar. Los diseños de las ventanas y los dos órganos de tubos (cerca de 4 mil y 6 mil tubos respectivamente) son lo mejor de una de las más gratas sorpresas de New York.

ny (476)

ny (494)

ny (493)

El final de esta pasada sería en el que finalmente resultaría ser uno de mis dos lugares favoritos de la ciudad, el Central Park (El otro es Brooklyn Heights). Este parque de 4 kilómetros de extensión es por lejos el más visitado del país, con cerca de 25 millones (!) de visitas al año. Si, la misma población que Australia.

Su extremo sur es el que llamo «Home Alone area», por ser el sector que funcionó de ambiente para la película Mi Pobre Angelito 2, perdido en Nueva York. Acá encontramos el magistral Hotel Plaza, dónde el protagonista se hospeda, y también el Gapstow Bridge, puente dónde encuentra a la mujer paloma. Nuevamente un ojo vivía la realidad y el otro hacía transcurrir una cinta de video que comparaban escenas en mi cabeza.

ny (560)

ny (539)

ny (544)

Dentro de las casi 350 hectáreas que Central Park contiene es posible divisar senderos, cascadas, numerosas lagunas, un zoológico, museos como el MET y el MNHN, una pista de hielo y mucho espacio para encontrar paz y tranquilidad. Ideal para hacer deporte, tomar sol (si, con traje de baño, bikini y todo) o simplemente pasear.

El lugar perfecto para descansar de las 5 millas caminadas, sentarse a ver el horizonte y apreciar el atardecer. En total de mis siete días en New York, en tres de ellos pasé por diferentes zonas del parque. Creo que si New York City fuese el cuerpo de una persona, evidentemente Central Park sería el pulmón del sistema. Una completa maravilla.

ny (562)

ny (622)

ny (555)

ny (609)

ny (569)

BONUS TRACK: En uno de mis recorridos por el sector norte de Central Park, visité el conocido barrio de Harlem, popular por ser residencia de una gran cantidad de población afroamericana en la ciudad. En este lugar puedes asistir a una iglesia gospel, visitar el museo del Jazz, caminar por las calles que homenajean a personajes como Malcolm X o el Dr. Martin Luther King, o asistir a una noche en el icónico teatro Apollo, lugar donde Michael Jackson, Ella Fitzgerald o el gran James Brown dieron importantes pasos.

ny (587)

ny (597)

Deja un comentario