Estados Unidos,  Norteamérica,  Slider

Kennedy Space Center, ¡tenemos un problema!

Junto con Francisco habíamos superado el primer desafío en los Estados Unidos. Habíamos recorrido la primera ciudad, habíamos alquilado el primer vehículo, habíamos cumplido los primeros sueños, y en este momento realizábamos nuestro primer viaje terrestre hacia Central Florida. Seguíamos en proceso de acondicionamiento: Los kilómetros ahora eran millas, el autoservicio en las gasolineras era completo, y ni hablar de transmisión manual, todo era automático.

Dejamos nuestro hogar en Miami Beach con destino Cabo Cañaveral, ese lugar costero que habíamos visto tantas veces por televisión, en tantas películas y momentos históricos. Allá se encontraba el Kennedy Space Center, un complejo de visitantes interactivo dedicado al espacio, que también resulta ser la principal plataforma de despegue humano de la NASA desde 1968.

Nasa (25.1)

El terreno pantanoso volvía a apoderarse del paisaje cuando vimos el aviso de entrada. A lo lejos se divisaba un gigantesco estacionamiento, y detrás una maqueta gigante de los cohetes propulsores del Atlantis. A un costado, el famoso logo de la ‘National Aeronautics and Space Administration’ nos daba la bienvenida y permitía tomar la foto de rutina. Comenzábamos a cocinar un nuevo sueño en los Estados Unidos.

El valor de entrada es de 50 USD (+ tax) y el estacionamiento tenía un costo de 10 USD. Nada más entrar se encuentra el ‘Rocket Garden’, una muestra al aire libre de algunos cohetes históricos, como el Mercury-Redstone, el Thor, el Juno I, el Mercury-Atlas, el Gemini-Titan II, y el Saturn IB que está detrás de forma horizontal.

Nasa (34)

Nasa (40)

Para entender la historia espacial americana en forma de linea de tiempo recomendamos realizar en primer lugar la visita a las instalaciones de despegue conocidas como Launch Complex 39 y el Apollo/Saturn V Center, un lugar a las afueras del centro de visitantes y para los cuales tienes a tu disposición buses gratuitos que te dirigen hacia ahí.

Nasa (47)

Launch Complex 39 (Complejo de lanzamiento 39) es un sitio de despegue de cohetes creado en un principio para el programa Apollo, y luego remodelado para el programa Space Shuttle. En ella se encuentra el ‘Vehicle Assembly Building’, ese popular edificio cúbico diseñado para construir en su interior vehículos espaciales de gran tamaño. Este es, hoy en día, el sexto edificio más grande del planeta por volumen y el más alto del país fuera de un área urbana. En él se construyeron enormes cohetes como el Saturn V (que veríamos luego) y hoy en día se utiliza para ensamblar los transbordadores espaciales a los cohetes de combustible.

Nasa (93)

No alcanzas a dimensionar el tamaño ni la importancia de este lugar para con la historia espacial, cuando ya estás visitando una nueva atracción. Launch Complex 39 está compuesto por 3 estaciones de despegue, 39A, 39B y 39C, esta última para cohetes pequeños. También, existen las plataformas de despegue móviles utilizadas en los 60’s y 70’s para realizar lanzamientos de cohetes en las expediciones lunares y que hoy sirven para transportar los cohetes hacia las diferentes estaciones de despegue por medio de orugas de transporte. En pocas palabras, cualquier despegue importante que hayas visto desde Cabo Cañaveral los últimos 50 años ha sido desde algunas de estas plataformas.

Nasa (57)
Pad 39A

Nasa (53)

Tras la visita a campo abierto de unos 30 minutos, el bus se dirige hacia el Apollo/Saturn V Center. En este lugar da comienzo la linea de tiempo espacial que comienza con el anhelo del presidente John F. Kennedy de explorar la luna, al ver que Rusia daba pasos agigantados en la exploración del universo.

Ya adentro, es posible vivir una recreación del Centro de Control de la NASA al momento de un despegue y luego tienes acceso a la sala principal, dónde se encuentra el Saturn V, imponente cohete de apoyo utilizado para las travesías lunares, y el más grande. A la fecha, el Saturn V continúa siendo el único vehículo lanzado al espacio capaz de transportar humanos más allá de la baja órbita terrestre. Un total de 24 astronautas fueron lanzados a la luna, tres de ellos lo hicieron en dos ocasiones, entre 1968 y 1972.

Nasa (66)

Nasa (75)

Nasa (68.1)

La galería se completa con innumerables elementos relacionados con el programa Apollo. Periódicos que conmemoran el alunizaje del Apolo 11 en Julio de 1969, el furgón original que transportó a los astronautas en cada una de las misiones, los trajes espaciales y su evolución a través del tiempo, el módulo de comando del Apollo 14 y el módulo lunar en que aterrizaban. Así también, hay trozos de roca lunar que puedes tocar y que han permitido el estudio a fondo de la superficie de este satélite natural por años.

Nasa (73)

Nasa (80)
Modulo Lunar del Apollo

Nasa (95.12)

Nasa (96.1)

Nasa (96.2)
Módulo de comando Apollo 14

De vuelta en el Centro de Visitantes corresponde visitar la siguiente etapa en la linea de tiempo estadounidense, el programa espacial Shuttle. Y para eso, una exhibición imperdible, el Atlantis. Este programa revolucionó la carrera espacial porque diseñó una nave que era reutilizable, lanzada al espacio por medio de dos cohetes (también reutilizables) y un tanque externo de combustible desechable. ¿Lo mejor de todo? Luego de terminada la misión, la nave espacial estaría capacitada para volver a la atmósfera terrestre y aterrizar como si fuese un avión común.

El programa espacial Shuttle comandaría las acciones por los próximos 30 años, en los cuales se desarrollaron 6 diferentes naves, el Enterprise, el Columbia, el Challenger, el Discovery, el Atlantis y el Endeavour, en dónde 2 de ellos (Columbia en el retorno de su misión 28 y Challenger en el despegue de su décima misión) terminarían en acciones fatales.

Nasa (48)

Nasa (123)

En frente a nuestros ojos se encontraba una de aquellas 6 obras maestras, el Atlantis. Esta nave realizó 33 misiones al espacio entre 1985 y 2011. Y para el fin de su uso, había orbitado la tierra un total de 4848 veces, viajando cerca de 203 millones de kilómetros. Como aporte a la investigación del espacio, esta nave puso en órbita sondas planetarias, entregó módulos de acoplamientos, intercambió astronautas e hizo un trabajo conjunto por años con la estación MIR y con la Estación Espacial Internacional.

Para quiénes de pequeños alguna vez soñamos con ser astronautas, esto era como si un amante de la pintura viera su primer Picasso o Dalí en vivo. ‘Parecía mentira’, pensé, ‘estas cosas no pasan en la vida real’. Pero estaba equivocado, si pasan, y me alegro haber buscado y planeado llegar hasta acá, sin considerar la motivación de mi compañero de viaje.

Nasa (110)

Nasa (111)

Como parte del complejo de visitantes del Kennedy Space Center, existen funciones IMAX 3D a las que puedes asistir de manera gratuita, hay numerosos simuladores para vivir la experiencia espacial, así como también en ciertos horarios y fechas (pagando un ticket de por medio) puedes asistir a encuentros con verdaderos astronautas o vivir los despegues que en el Launch Complex 39 se siguen realizando. La cuenta regresiva para los próximos lanzamientos pueden verlos en https://www.kennedyspacecenter.com/

Nasa (45)

Para finalizar la visita, tocaba aprender un poco sobre el futuro de la NASA. La exposición ‘Journey to Mars’ muestra que sigue en la exploración del espacio y enseña el «Orion» (o Vehículo de Traslado Multi Propósito), una pequeña nave que permitirá a astronautas explorar el espacio profundo, incluido Marte, asteroides y nuevamente, la luna. Al final, aprendemos que el futuro del viaje al espacio no sólo depende de nuevas tecnologías, sino también del espíritu de exploración y innovación de cada uno de nosotros.

Quizás no llegué ni cerca a ser un astronauta como lo quise de pequeño, pero luego soñé con explorar el mundo, y eso me trajo a revivir viejos momentos a este lugar. ¡Y QUE LUGAR! Me encontraba precisamente en el lugar más alejado del que jamás había estado de mi casa, así que, viéndolo desde otro punto, creo que no lo estaba haciendo nada de mal. Era hora de visitar Orlando, Florida!

Nasa (107)

Nasa (125)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.