Chile,  Polinesia,  Slider,  Sudamérica

Rapa Nui, un paseo por Hanga Roa (Parte 1/4)

El ombligo del mundo. La mayor de las islas del Chile insular fue el destino escogido para mi próxima aventura en esta Apuesta por la Ruta. Con los viajes he sentido admiración por cada uno de los 9 pueblos indígenas de mi país y he querido aprender in-situ más sobre ellos. El haber tenido la posibilidad de entrevistar a la última mujer pura sangre de los yaganes en la Patagonia chilena fue sólo el comienzo, y mis interacciones con los nativos kichwa en la selva ecuatoriana acrecentaron ese apetito indígena.

Isla de Pascua me hospedaría por 8 días y sería de la mejor forma: viviendo con un originario Rapa Nui. Gracias a las gestiones de Malva, una buena amiga que vivió allá 3 meses, conseguí el contacto de Mataika para acampar en su casa. Compré mi pasaje a bajo costo y emprendí vuelo a un lugar que sólo había visitado en mis sueños, la tierra de los sorprendentes moais.

Pascua (8)-2-2

Luego de 5 horas de viaje desde Santiago de Chile arribé al aeropuerto Mataveri de Isla de Pascua, dónde sería recibido por mi anfitrión. Cómo no quedaban muchas horas de luz, este primer día sólo sería de dar algunas vueltas por el pueblo de Hanga Roa e instalarme para lo que sería esta aventura en tierras insulares.

Mi llegada a la isla resultó por coincidencia ser fin de semana, por lo que desde temprano el panorama estaba escrito: había que visitar la misa dominguera en la iglesia Santa Cruz y asistir a una ceremonia religiosa como nunca antes había visto. Una comunión sin igual entre rapanuis muy bien vestidos, chilenos y extranjeros bajo el simbolismo de la cruz y al ritmo de cantos bilingues dibujaban la primera postal mañanera de Isla de Pascua.

Pascua (11.2)-2

Hanga Roa es la capital y único poblado en la isla. Está ubicado en la costa poniente y cuenta con una población aproximada de 7000 personas, de los cuales 3000 serían rapanuis (cabe señalar esta diferenciación porque, a pesar de pertenecer a Chile, los rapanuis son evidentemente distintos a los chilenos continentales). La ciudad cuenta con bancos, farmacia, hospital, mercado, correos y muchos restaurantes y tiendas de artesanía y regalos.

Caminar por las calles de Hanga Roa me recordó por momentos a las Galápagos, en especial a Isabela, la más tropical de las islas que conocí. Bajo el calor húmedo de Isla de Pascua crecen árboles frutales en todas las esquinas, transitan numerosos vehículos (lo cual me extrañó bastante) y habitualmente encuentras consignas alusivas a la soberanía del pueblo Rapa Nui.

Pascua (13)-2

Pascua (17)-3

Hacia la costa se encuentra el gimnasio, el estadio municipal y el sector llamado La Caleta. A este lugar llegan la mitad de los barcos pesqueros y es la localización de la mayoría de las empresas de buceo. A su costado, la primera experiencia moai, el Ahu Tautira, una escultura traída desde el interior de la isla en 1938.

Pascua (19)-2

Pascua (23)-2

A pesar de que Isla de Pascua es conocido por ser un museo al aire libre, me habían recomendado visitar el Museo de la isla antes de embarcarme a conquistarla por completo, por lo que encaminé ruta al extremo norte del pueblo. Pero lo que Rapa Nui tiene es que cada dos pasos debes parar a tu alrededor a admirar su inmejorable belleza. El arte está en cada esquina, en cada roca, en cada tronco de cada árbol. Se respira cultura.

Un par de lugares vistos en esta pasada son Hanga Vare Vare, una tropical piscina natural decorada con estatuas de piedra y tallados, dónde se puede disfrutar del baño y descansar bajo las palmeras, y otro lugar es el cementerio Tahai, el actual lugar (y tercero que la isla posee) dónde es posible ver lápidas con motivos Rapa Nui que datan de hasta 100 años.

Pascua (31)-2

Pascua (36)-2

Pascua (73)-2

Pascua (75.2)-2

El museo antropológico de la Isla de Pascua era exactamente lo que buscaba, una biblioteca de paneles informativos gigantes con algunos excelentes elementos arqueológicos de muestra. Debes visitarlo para aprender la historia de las tierras que estás pisando. Te explican el origen geológico de la isla a partir de las erupciones de los 3 principales volcanes (Rano Kau, Poike y Tere Vaka), las leyendas sobre su descubrimiento y colonización por parte de los exploradores polinésicos, la quirúrjica y minuciosa práctica de fabricación de los moais, las teorías sobre su traslado a los diferentes Ahu (plataformas ceremoniales), las muestras de escritura Rongo Rongo, y las historias de convivencia y declinación de los antiguos nativos en los siglos XVII y XVIII en la isla.

museo
Creditos: http://imaginaisladepascua.com/
tabla-rongorongo-museo
Creditos: http://imaginaisladepascua.com/

Después del museo es buena idea visitar el Jardín Botánico Tau Kiani. Con más de 2500 especies procedentes de todas partes del mundo, este lugar busca promover la conservación de la flora en Rapa Nui con el objetivo de reproducir las especies y trabajar con entidades que busquen su masificación y el embellecimiento de la isla. Cuenta con numerosos senderos y diseño característico del lugar en madera y piedra volcánica roja.

Pascua (381)-2

Pascua (381.3)-2

La visita a Hanga Roa no puede estar completa sin una caminata por Tahai, un complejo de 3 plataformas ceremoniales (Ahu Vai Uri, Ahu Tahai y Ahu Ko Te Riku) que tiene la importancia de poseer el único moai con ojos (basado en una réplica) y pukao, el «sombrero» de escoria roja que permite tener una imagen de cómo eran los moais en su momento de mayor auge.

Pascua (62)-2

Pascua (59)-2

Ver el atardecer en Tahai puede inspirar al más desilusionado pintor a crear la capilla sixtina, al más bloqueado escritor a redactar su obra maestra o al más desencantado guionista a escribir su ópera prima. ¿A mi? Me hizo sentir y dimensionar mi lugar en el planeta en este preciso momento. Estaba a 3700 kilómetros de la nación más cercana, en esta pequeña isla vértice oriental de la polinesia. Estaba en el ombligo del mundo.

Pascua (381.12)-2

Pascua (380.9)-2

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.